MOCIÓN URGENTE en relación a la fiscalidad de Luxemburgo

20/01/2018
Logotipo Juntas Generales de Álava
    Redes sociales
  • Icono de Facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de Youtube

MOCIÓN URGENTE en relación a la fiscalidad de Luxemburgo

MOCIÓN URGENTE en relación a la fiscalidad de Luxemburgo

JUSTIFICACIÓN DE LA URGENCIA

 

Se debe tomar en consideración esta propuesta por parte de esta Cámara antes de la finalización de esta legislatura, y por lo tanto su debate debe producirse antes del día 27 de marzo.

Y es que es una oportunidad para luchar contra la ingeniería fiscal, la elusión fiscal en la Unión Europea y es una oportunidad para defender valores que conforman una sociedad más justa y equitativa, como son la igualdad y la justicia económica y social.

 

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

 

La normativa europea en materia de Ayudas de Estado, recogida fundamentalmente en los artículos 107, 108 y 109 del Tratado de Funcionamiento de la UE es, junto al Principio de No Discriminación Fiscal, uno de los pilares fundamentales del mercado común y la fiscalidad europea, pues impide que los Estados miembros puedan conceder ayudas a las empresas, incluyéndose dentro de este término las medidas de carácter fiscal, que les permitan situarse en una situación ventajosa respecto a sus competidores.

Lo sucedido en Luxemburgo, aplicando una fiscalidad el 1% a muchas empresas que operan en numerosos países, ha supuesto una pérdida de recaudación por parte de otros estados miembros, pero además ha supuesto una competencia desleal con el resto de estados y unos beneficios fiscales a las empresas injustificables.

Por la injusticia que ha supuesto esta normativa fiscal de Luxemburgo y las pérdidas de ingresos de los Estados Europeos que han derivado en tomar medidas de recorte del gasto público desmedidas, se plantea la siguiente:

 

MOCIÓN

 

Las Juntas Generales de Álava presentarán una denuncia ante la Comisión Europea para que estudie la fiscalidad aplicada por Luxemburgo, pudiéndola considerar como ayudas de estado, ya que sus ayudas a las empresas, en este caso de carácter fiscal, no cumplen con el principio de no discriminación fiscal, ni con los principios de equidad, de progresividad fiscal y genera una posición ventajosa de un Estado miembro frente al resto, al aplicar medidas fiscales que compiten directamente y deslealmente con los demás Estados.