La Diputación invertirá 1,3 millones de euros en la mejora de los accesos al polígono de Lacorzanilla

19/07/2018
Logotipo Juntas Generales de Álava
    Redes sociales
  • Icono de Facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de Youtube

La Diputación invertirá 1,3 millones de euros en la mejora de los accesos al polígono de Lacorzanilla

La Diputación invertirá 1,3 millones de euros en la mejora de los accesos al polígono de Lacorzanilla

El Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad de la Diputación Foral de Álava invertirá 1,3 millones de euros para mejorar los accesos al polígono industrial de Lacorzanilla y prevenir el riesgo de inundaciones de los mismos. Esta actuación incrementará de forma significativa la seguridad vial y la comodidad de unos viales que presentan un tráfico intenso de vehículos industriales y agrícolas.

El Consejo de Gobierno Foral ha aprobado hoy la adjudicación de este proyecto a la UTE formada por Balgorza y Nuño y Pescador por un importe de 1.255.528 euros y un plazo de ejecución de seis meses, con el objetivo que iniciar las obras a lo largo del próximo año 2018 en paralelo a la ejecución del proyecto de acondicionamiento y mejora de la N-124 y la construcción de la nueva variante de Berantevilla.

El proyecto consiste en la creación de un nuevo cruce entre la A-2120, carretera que une el límite provincial de Álava con Miranda de Ebro, y el acceso a Lacorzanilla. El nuevo cruce se trasladará cerca de 160 metros de su ubicación actual para mejorar la visibilidad, ensanchar la plataforma e incluir carriles específicos para que los vehículos que accedan o salgan del polígono industrial realicen los giros con seguridad.

Asimismo, implica mejorar el vial de acceso al polígono industrial mediante un ensanchamiento de la calzada, ampliación del radio de giro de algunas curvas y la creación de arcenes ahora inexistentes; y solventar los problemas de inundación del paso inferior de la AP-68.

Como todo proyecto de infraestructuras, incluye la restauración ambiental de la nueva carretera mediante la hidrosiembra de los taludes de desmonte y siembra de las zonas afectadas por movimientos de tierra; retirada de firmes y restauración de los de los tramos abandonados del actual acceso a Lacorzanilla; y acciones para facilitar la regeneración natural de la vegetación circundante del nuevo trazado.

Esta actuación persigue el doble objetivo de mejorar los accesos al polígono de Lacorzanilla y prevenir el riesgo de inundaciones por el desbordamiento del río Ayuda. También incrementará de forma significativa la seguridad vial y la comodidad de unos accesos que presentan un tráfico intenso de vehículos industriales y agrícolas, y completará el proyecto de acondicionamiento la N-124 y de construcción de la nueva variante de Berantevilla, dando una solución integral a esta zona.

Las obras comenzarán a lo largo del próximo año 2018 para que su ejecución se coordine precisamente con las obras, ya en marcha, en la N-124.