El Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad de la Diputación de Álava licita las obras de mejora de la carretera N-240 por 8,9 millones de euros

23/01/2018
Logotipo Juntas Generales de Álava
    Redes sociales
  • Icono de Facebook
  • Icono de Twitter
  • Icono de Youtube

El Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad de la Diputación de Álava licita las obras de mejora de la carretera N-240 por 8,9 millones de euros

El Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad de la Diputación de Álava licita las obras de mejora de la carretera N-240 por 8,9 millones de euros

El Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad invertirá más de 8 millones de euros en el acondicionamiento y mejora de la carretera N-240 entre la salida de Legutio y el cruce de Ollerías --puntos kilométricos 16,7 y 19,9-- para mejorar la seguridad y la comodidad de esta vía que une Vitoria-Gasteiz y Bilbao.

El Consejo de Gobierno Foral ha aprobado hoy la licitación de las obras de este proyecto con un presupuesto máximo de 8,9 millones de euros y un plazo de ejecución estimado de 25 meses. La adjudicación tendrá lugar a mediados del próximo año con el objetivo de que las obras puedan empezar en el último trimestre de 2018.

El Departamento de Infraestructuras Viarias y Movilidad estableció al inicio de la legislatura la ejecución de este proyecto como uno de sus prioridades debido a los problemas de trazado y seguridad de esta carretera, con presencia habitual entre los tramos de concentración de accidentes, y el acuerdo adoptado hoy supone un paso más para que sea una realidad.

Este proyecto estaba programado en el calendario del Plan Integral de Carreteras de Álava (PICA) para el trienio 2007-2009.

El proyecto de la N-240 aprovechará el trazado actual para minimizar la ocupación de terrenos. La única excepción será el primer kilómetro, ya que es necesario eliminar las curvas peligrosas existentes después del puente de Santa Engracia y alejar la carretera de las zonas medioambientalmente sensibles.

Asimismo, implicará eliminar los cambios de rasante para garantizar una buena visibilidad e incorporar un nuevo enlace en el cruce de Elosu para garantizar la seguridad de los conductores en todos los movimientos de giro. También ordenará con criterios de seguridad los accesos a las distintas parcelas y fincas particulares de ambos márgenes.

El proyecto definitivo incorpora mejoras como resultado de las alegaciones aceptadas en el trámite de información pública y las indicaciones medioambientales, así como otras modificaciones por razones técnicas.

Entre estas últimas destaca la intervención para proporcionar más seguridad a la intersección entre la N-240 y la A-3608, en el tramo final del trazado, para dotarla de carriles de aceleración, deceleración y giros a la izquierda. La A-3608 es una vía que conecta la N-240 y la N-622 a través de Gopegi.

El acondicionamiento de la N-240 incorpora asimismo un proyecto de restauración ambiental e integración paisajística. La nueva carretera mejorará además la permeabilidad ecológica, es decir, el movimiento de animales entre los dos márgenes de la vía mediante la habilitación de cuatro pasos de fauna en las áreas más sensibles.

El tramo en el que se va a actuar presenta importantes problemas de seguridad vial (curvas de radio reducido, cambios de rasante, cruces peligrosos…) que explican su inclusión de forma regular entre los tramos de concentración de accidentes de la Red Foral de Carreteras. A ello hay que sumar las adversas condiciones meteorológicas que con frecuencia se dan en la zona.

El tramo de 3,2 kilómetros en el que se va a intervenir registró entre los años 2000 y 2016 un total de 210 accidentes de tráfico, con un balance de 94 heridos leves, 15 heridos graves y 6 víctimas mortales.